lunes, 10 de mayo de 2010

Vogue París, mayo 2010

La portada de Vogue en su edición parisina de este mes, cuenta con los elementos necesarios para ser impresionante. Tres versiones diferentes de contenido de alto voltaje. Claro que todas tienen algo en común: Penélope Cruz. Y es que Pe ha sido invitada como editora del numero de mayo de la biblia de la moda. En una de las versiones, se puede ver junto a Cruz a Julianne Moore, Kate Winslet, Meryl Streep, Gywneth Paltrow y Naomi Watts. En la otra, Pé junto a su amigo-y admirado-Bono; y en la restante junto a Meryl, solo ellas dos. ¿Sera un guiño? ¿Cruz es la futura Meryl Streep? Apena hipótesis y sensaciones de una tapa que ya hace ruido.

El trabajo de Penélope en el magazine tampoco pasa desapercibido, y a priori arroja buenos resultados: para el reportaje, eligió a su amigo Pedro Almodovar como entrevistador de la actriz francesa Jeanne Moreau. Para las fotos, se incluyo ella misma en el set y jugo con sus dotes de fotógrafa al retratar a Javier Bardem y Sean Penn en un bar de California, y a la embarazada Salma Hayek (también es su amiga). Teniendo en cuenta que todos son sus allegados, es una formula segura y eficaz a la hora de mostrar a una actriz en pleno ascenso en otras facetas. Por ahora Penélope se muestra distendida y continua trabajando en su carrera. Pero, ¿cual sera su futuro en Vogue? Por el momento, tres portadas para el recuerdo.

George Blanco (@georgeblanco)





1 comentarios:

Styling Buenos Aires dijo...

nunca me gusto penelope, pero entiendo que es un referente para muchas, una personalidad influyente... Saludos!

WWW.ESTILOSOBUENOSAIRES.BLOGSPOT.COM